Convenios ATE

INTA: ATE exige la renovación de los contratos y del programa ProHuerta

Desde la Coordinación Nacional denuncian el abandono de esta iniciativa agroecológica federal que en un escenario de miseria planificada constituye desde hace más de 34 años una pieza fundamental en la nutrición de miles de familias.

Ante la falta de voluntad de diálogo y compromiso político por parte del Ministerio de Capital Humano para dar continuidad al programa Prohuerta y a los contratos de 43 trabajadores y trabajadoras que actualmente cumplen sus tareas en situación de precariedad laboral, la Coordinación Nacional de ATE INTA se declaró en estado de alerta hasta tanto se revierta y normalice la situación y se firme la resolución que garantiza su existencia como política pública dentro de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF), dentro del ahora Capital Humano.  

Cabe recordar que en marzo pasado desde el Consejo Directivo Nacional de ATE acompañamos el reclamo con una nota dirigida al secretario de la SENNAF, Pablo de la Torre. En la misma se exigía tanto la renovación de los contratos de les trabajadores como la permanencia de la iniciativa que viene funcionando con gran capacidad territorial desde hace 34 años como programa del ex Ministerio de Desarrollo Social, cogestionado con INTA en base a su capacidad técnica y territorial. No tuvimos respuesta. 

Denuncia Julieta Boedo, de la Coordinación Nacional de ATE INTA y delegada de ATE por CABA: “Hay una situación de abandono y de dejar morir al programa, que al concluir una fecha y  no haber renovación simplemente cae. Es lo que viene pasando en muchos organismos”. Por otro lado, Boedo enfatiza la relevancia de este programa y recalca su importancia “en este contexto de total y brutal miseria planificada”. “ProHuerta multiplica el alimento a las familias que ya están empobrecidas por este sistema y sobre todo por el gobierno de Javier Milei”, expresa. 

ProHuerta fomenta la Seguridad y la Soberanía Alimentaria, a través del apoyo a la producción agroecológica y el acceso a productos saludables para una alimentación adecuada. Como política pública tiene como objetivo promover la producción de hortalizas, frutas y granjas en huertas familiares, escolares y comunitarias, permitiendo a las familias generar ingresos adicionales y puestos de trabajo a través de la venta de productos. Solo en su último año de existencia ProHuerta generó 600.000 mil huertas y permitió que más de 170 personas se capacitaran.

 Como cierra el comunicado firmado y publicado ayer por la Coordinación Nacional de ATE INTA: “La alimentación saludable es un derecho y es obligación del Estado garantizarlo”. 

Facebook
Twitter
WhatsApp
ÚLTIMAS NOTICIAS